Category: argentina

Mexican Singer & Actress, Thalia photographed in Buenos Aires, Argentina in 1996

Raffaella Carra, Luca Sabatelli, Ginger Rogers, Buenos Aires, Argentina, 1980

Raffaella Carrà and costume designer Luca Sabatelli on the set of her film Barbara, 1980

Thalia & Eduardo Capetillo in the World Famous Mexican Soap “Marimar”, 1994

Raffaella Carra, Teatro Opera, Buenos Aires, Argentina, 1978

//////////////////////////////////////////////////////

So, i’ve made a playlist i think it’ll be perfect for those times when you wanna get high, read a book, cook, exercise, dance, have sex, anything related to something a human being would do?
It has a chill vibe, r&b, indie, drums and synths

GIVE IT A TRY! 💚

https://open.spotify.com/user/cantbebreak/playlist/1efVGmYE3Ye7zBQ9JyjH16?si=ro1n4QdxSxuobPQ2fMSdvQ

🔥🔥🔥🔥

No sabés como me duele Santiago, hace unos meses no te conocía pero hoy sos un significante muy valioso en mi vida. Siento todo el dolor de tu familia, no puedo evitar ponerme en su lugar, no puedo evitar recordar relatos contados por víctimas de la dictadura que parecía tan macabra y lejana. No puedo creer el inmenso amor que tenías por tu tierra y tu pueblo. Cómo nos enseñaste a todos. No puedo permitir que quede en la nada. Sos muchísimo Santiago. Yo quiero justicia, quiero que esto no se repita NUNCA MÁS. No quiero que nadie más pierda un familiar en manos del Estado. Te quiero a vos, ciudadano, recontra movilizado y preocupado, porque si esto no te mueve ni un pelo, cómo te haces llamar Argentino? Ser argentino es tener conciencia, no permitir que el pasado siniestro se repita. No permitamos que haya más Santiagos. No quiero más dolor en las familias. Quiero que seamos un pueblo unido en contra de la impunidad.

Te quiero y extraño Santiago, aunque nunca te haya conocido.

Nunca más?

Perdón, me atraviesa el dolor esta semana más que nunca, y ya no sé cómo ponerlo en palabras. Solo quiero llorar por el alto nivel de deshumanización que vivimos en Argentina. Me crié y me informé durante mi corta vida acerca de la última dictadura militar, el Proceso de Reorganización Nacional, en donde te llevaban sin darte explicaciones porque leías a Marx, porque pensabas distinto, porque tenías barba, porque no te gustaba cómo estaban las cosas, porque querías algo mejor para vos. Esos que desde siempre se formaron para “protegerte” te DESAPARECÍAN, negaban rotundamente tu IDENTIDAD, te quitaban las INVESTIDURAS, ya no eras nada, te ponían un número, te torturaban y después si no les pintaba fusilarte, te tiraban por un avión en los famosos “vuelos de la muerte”. Todo esto lo escribo destrozada, pensando en toda la gente que lo vivió en carne propia y hoy en día lo cuenta. Esa es la gente que más admiro en el mundo y me duele el corazón pensar en ellos. Pienso en las madres que nunca más vieron a sus hijos, que ni siquiera pudieron encontrar un pedazo de hueso que les perteneciera, hasta el día de hoy no son capaces de llevan a cabo el ritual de entierro. Pienso en esos hijos que no saben quiénes son sus padres. Pienso en la gente que piensa diferente. Pienso en Santiago, un nombre que es más que un nombre. Un nombre que se convirtió en un significante con significación y peso social. A Santiago se lo llevaron con total impunidad, nos mintieron a todos, dejaron a una familia sin un ser hermoso y además siempre buscaron excusas para culpar a la misma familia, relato que vengo leyendo desde siempre, relato que han vivido en carne propia las Abuelas que hoy en día todos los jueves se juntan a compartir su dolor. Qué mierda nos está pasando? No nos enseñaron en la escuela que NUNCA MÁS???? los medios de comunicación hegemónicos, las fuerzas de seguridad, el gobierno, esos que están más formados que vos y que yo, se ríen de manera siniestra, tienen y han tenido planes macabros. Se disfrazan de democracia pero son todos iguales. Hoy, tengo miedo. No lo veo como algo individual. Me da miedo porque hace unos años fue Jorge Julio Lopez, fue Pocho Lepratti, fue Carlos Fuentealba, Fue Nisman, fue Luciano Arruga, fue Franco Casco. Hoy es Santiago Maldonado. Mañana quien va a ser?